Oficio : Santiguadora

 

 

Su mamá era santiguadora y ella lo supo cuando está murió. Cuando su hijo pequeño enfermó, una antigua amiga de la mamá le contó que rezos hacia ella santiguando a los niños. Invocó al Señor y pidió ayuda a su mamá y rezó con fe. Su hijo se salvó y desde entonces reza por todo el que le pide ayuda. Lleva más de 50 años santiguando y ayudando y cree que el don le fue traspasado a ella desde su mamá fallecida.

Filomena del Carmen Leiva Moraga

  • Teno